Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Portal Carta de España. El altavoz del séptimo arte español en Italia

Carta de España Online Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Gobierno de España.

Carta de España Online. Españoles en el mundo

El altavoz del séptimo arte español en Italia

El Festival de Cine Español de Roma cumple 11 años con un programa rico de propuestas que, como cada año, conquistan al público italiano

cartel del Festival

Cartel del Festival de Cine español en la entrada del Cine Farnese de Roma

Todo empezó en la mente de dos jóvenes apasionados del cine que un día decidieron hacer realidad sus sueños: llevar al séptimo arte español, en versión original, a las salas de cine italianas. Iris Martín-Peralta y Federico Sartori soñaron y crearon el Festival de Cine en Roma (‘CinemaSpagna’) en 2008, impulsados por una ilusión que se materializó rápidamente en las primeras proyecciones de cintas españolas en una sala de cine alquilada en Roma. Tras las típicas dificultades que atraviesan al inicio la mayoría de proyectos emergentes, el festival fue poco a poco cogiendo forma, peso y relevancia hasta convertirse actualmente en una comunidad abierta que cada primavera se reúne en Italia para dejarse empapar por las novedades cinematográficas que llegan desde España.

Organizado por Exit Media, distribuidora internacional creada por los propios directores del festival, y la Oficina de Cultura de la Embajada Española en Italia, ‘CinemaSpagna’ tiene como objetivo difundir el cine español y sus talentos en un país que comparte ciertas similitudes culturales con el nuestro así como, paralelamente, abrir una ventana hacia Latinoamérica, presentado también largometrajes que vienen de esta región. Podríamos afirmar quizás que se trata de un festival de cine en español, más que de un festival de cine español. Pero, matices aparte, cabe destacar que por él han pasado en sus 11 años de historia más de 95.000 espectadores. Su éxito se debe en gran parte a su programa: “Este es el aspecto al que dedicamos la mayor atención, un programa que sea heterogéneo, variado y de calidad. Con óperas primas, nuevos autores, combinando las películas de autor con las más comerciales”, nos cuenta la codirectora del festival, Iris Martín-Peralta, que añade: “Esta heterogeneidad de géneros y temáticas es la que creemos que ha permitido crecer al festival”. Otra de las cosas que Iris y Federico tenían claras desde su creación era el carácter itinerante de ‘CinemaSpagna’, “construyendo una red que hiciese circular el cine español por todo el territorio italiano, no solo por Roma y Milán, las principales ciudades italianas”, afirma Martín-Peralta.

El actor Pepón Nieto

El actor Pepón Nieto durante la proyección de la película de Álex de la Iglesia ‘Perfectos Desconocidos’ en el cine Farnese de Roma

De este modo, el 11º Festival de Cine Español arrancaba en Roma el pasado 3 de mayo y continuará durante los próximos meses de 2018 por otras 17 ciudades italianas (Venecia, Treviso, Trento, Trieste, Perugia, Terni, Campobasso, Senigallia, Milán, Génova, Bolonia, Padua, Bérgamo, Reggio Calabria, Florencia, Turín y la República de San Marino). La película que inauguró la edición romana, celebrada en el Cine Farnese, situado en la sugestiva plaza Campo de’ Fiori, representa ese nexo entre la cultura española y la italiana: ‘Perfectos Desconocidos’, la adaptación de Álex de la Iglesia del filme ‘Perfetti Sconosciusti’, del director italiano Paolo Genovese. Pepón Nieto, uno de sus protagonistas, estuvo presente en Roma para compartir con el público los detalles de la cinta. Y es que la presencia de actores, directores, escritores o guionistas es otra de las causas del éxito del festival: “Para nosotros es fundamental crear esta experiencia colectiva entre el público y los talentos que vienen a presentar sus películas. Es fundamental para responder preguntas tras la película o para encuadrarla antes de verla. Esto nos permite crear un visionado colectivo”, sostiene la codirectora.

Este año por el Farnese también han pasado Ángela Molina (actriz que guarda una estrecha relación con el país transalpino, donde ha vivido y trabajado), proponiendo al público romano la última película que dirigió Luis Buñuel, ‘Ese oscuro objeto del deseo’, en la que interpretaba a una de las dos Conchitas; Javier Gutiérrez, con la película que le ha brindado el Goya al Mejor Actor Protagonista, ‘El Autor’; Verónica Forqué, grande actriz no solo española sino también del cine europeo, a la que el festival rendirá un homenaje en Trento o la joven directora y actriz Ana Asensio, presentado ‘Most Beautiful Island’, cinta que se estrenará en agosto en Italia. “Para nosotros es también muy importante utilizar el festival para ayudar a difundir películas que después tendrán un recorrido comercial en salas, posicionándonos como un altavoz del cine español”, comenta su codirectora. La ópera prima de Asensio está basada en su historia personal de emigrante en Nueva York, un argumento conectado al clásico de los años 80 ‘La línea del cielo’, de Fernando Colombo.

Ángela Molina y  David Trueba

Ángela Molina y David Trueba durante la 11ª edición ‘CinemaSpagna’ en Roma

En la programación de este año no podía faltar ‘Verano 1993’, de Carla Simón, la película seleccionada este año por la Academia de Cine española para ir a los Oscar y por la que su directora se llevó el Goya a la Mejor Dirección Novel. “Una joya de película, como lo es su directora que en su primer largometraje pone la cámara a la altura de los niños y restituye una gran dignidad a un problema social como fue la gran “plaga” del SIDA en los años 80”, dice la codirectora de ‘CinemaSpagna’.

El festival ha conseguido con todas estas cualidades trazar puentes entre Italia y España, uno de los objetivos fundacionales del mismo. Nos situamos en un paraguas de cine europeo (en el cual podemos incluir también a las producciones francesas) que demuestra el buen estado de salud del séptimo arte a este lado del atlántico. “Ambos países cuentan con una gran capacidad productiva, exportan películas a todo el mundo y trabajan todos los géneros, aunque por desagracia las inversiones en nuestro país no están todavía a la altura de Italia o Francia. Queda mucho trabajo por hacer en materia de financiación, producción o promoción”, comenta Martín-Peralta.

Este puente cultural con Italia permite fomentar nuestras relaciones fílmicas. Un vínculo que vivió su época dorada en los años 60-70, cuando surgieron un gran número de coproducciones entre ambos países gracias a los llamados “spaghetti western”. Posicionar este festival en su “italo-españolidad” significa de alguna manera reactivar una serie de colaboraciones de gran talento que se diluyeron en la última década del pasado milenio.

Texto: Belén Alarcón
Fotos: CinemaSpagna. 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter